Su trabajo se basa en la concepción del arte como un canal que nos conecta a la fuente originaria de vida y a nuestro ser espiritual.

Sostiene que tanto la naturaleza como su representación/reinterpretación es capaz de elevar nuestro estado de consciencia y hacernos experimentar en distintos grados unidad.

Sus pinturas e instalaciones buscan develar esos estados a través de una constante experimentación cromática y el entendimiento de la carga simbólica de cada color, abordando el paisaje como un intermedio entre lo terrenal y lo onírico, desde una perspectiva latinoamericana. 


Más info aquí.